.
.

AYUNTAMIENTO DE ALICANTE

El Ayuntamiento de Alicante es el edificio civil de más importancia de la capital levantina. No sólo por su valor institucional, ya que es la sede del gobierno de la ciudad. También por su valor artístico



El edificio del Ayuntamiento de Alicante fue construido en el siglo XVIII. Destacan las dos torres que se levantan sobre la fachada y las columnas salomónicas que flanquean la puerta principal de entrada. Estas columnas son lo más barroco del edificio, ya que por otra parte no hay una exageración en la decoración y hay un equilibrio en los componentes arquitectónicos de la fachada que recuedan al neoclasicismo. De hecho, el edificio se construyó entre 1701 y 1780, es decir, se empezó en tiempos plenamente barrocos y se acabó cuando ya había emergido con fuerza, desde mediados del siglo XVIII, el estilo neoclásico.
El edificio preside la plaza del ayuntamiento, plaza porticada que mejora la visualización del edificio y realza el valor artístico e institucional de la Casa Consistorial. Dos arcos atraviesan el edificio municipal y llevan a una coqueta plaza que da a la parte trasera del ayuntamiento. Esta fachada trasera es totalmente secundaria en relación con la principal. El ayuntamiento está "volcado" a la plaza principal.
El interior del Ayuntamiento de Alicante puede visitarse de lunes a viernes de 10 a 14 horas. La visita merece la pena.
Nada más entrar en el zaguán llama la atención la estatua de San Juan Bautista del gran artista surrealista Salvador Dalí. Más información sobre la escultura de Dalí en este enlace.
Junto a la escultura de Dalí esta el hito más curioso del Ayuntamiento. En el primer escalón de la escalera que sube a las salas nobles se encuentra el punto de referencia desde el cual se calculan las alturas de España. Más información sobre el punto NP-1 en el este enlace.
Subiendo la escalera nos encontramos con una reproducción de la Dama de Elche y con un gran cuadro, a modo de tríptico. En la pintura central se representa la construcción del ayuntamiento. Allí vemos a un cantero esculpiendo una de las hermosas columnas salomónicas de la entrada. En las pinturas laterales podemos ver las dos almas de la tierra alicantina: el mar y la montaña.

Ya en la planta noble podemos visitar varias estancias. La primera es la Galería de Retratos de los Alcaldes, llamada así porque en las paredes están representados los que han sido alcaldes de la ciudad. 


En esta misma sala, en una vitrina podemos ver una placa romana que se encontró en el barrio de Benalúa y donde se nombra a Lucentum, el antiguo nombre romano de la ciudad.
De aquí pasamos al Salón Azul, llamado así por el tono predominante de la decoración. A este salón se abre una pequeña capilla que todavía conserva unos bonitos azulejos antiguos. En el Salón Azul se celebran muchas bodas civiles de Alicante. Sin duda un escenario de cuento muy adecuado para momentos tan imortantes.


Desde el Salón Azul tenemos acceso al Salón de Plenos del Ayuntamiento, donde se han decidido y deciden los asuntos importantes de la ciudad por los ediles y alcaldes o alcaldesas.

Por último, volviendo a la plaza, podemos acceder a los restos arqueológicos que se han hallado en los bajos del edificio. Además de su interés histórico son muestra de la preocupación de una ciudad por conservar los restos de su pasado. Veremos restos de la muralla de la ciudad y de varias dependencias que llevan desde la Edad Media hasta la Edad Moderna


1 comentario:

  1. ¡Muy Interesante la información expuesta en esta entrada! Hacía tiempo que no curioseaba por su blog ya que el tiempo que dispongo no es mucho y una intenta repartirlo como puede. Me ha encantado la escultura de Dalí y sobre todo la marca de altura sobre el nivel del mar algo que no sabía y gracias a usted hoy sé un poco más. Mi más sincera felicitación y muchas gracias por compartir ya que así nos cultivamos todos.
    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar

Dos libros para conocer Navarra

La Guía arqueológica de Navarra nos acerca a la Prehistoria y a la época romana de Navarra. Cuevas donde habitaron los primeros navarros, monumentos megalíticos, villas y ciudades romanas desfilan por sus páginas facilitándonos un viaje al pasado de Navarra.
En 8 planes para conocer Navarra se plantean ocho propuestas donde visitaremos árboles monumentales, bosques excepcionales, seguiremos las huellas de dos de los más importantes reyes de Navarra y descubriremos algunos de los monumentos medievales más desconocidos de Navarra.