.
.

CAPILLA DE SAN JORGE - Estella

Capilla de San Jorge - Estella La capilla de San Jorge está junto a la iglesia de San Miguel de Estella. Es una rareza. Es una capilla exenta que está unida a la iglesia por un arco que sirve de acceso a la parte trasera del templo.

Localización Capilla de San Jorge - Estella

A muchos de los visitantes que acuden a contemplar la maravillosa portada románica de San Miguel, les pasa inadvertida esta capilla. La Capilla de San Jorge sólo se puede visitar en las horas de culto, que es cuando se abren las verjas que cierran el acceso a la iglesia por el lado la epístola.

La capilla guarda una sorpresa. San Jorge está luchando en su interior con el dragón. Una bella escultura del santo preside la pequeña capilla. La escultura es de la primera mitad del siglo XVI. La imagen es como la de los San Jorges de los cuadros flamencos. Es como si el caballo, llevado por su brío, hubiera llevado al santo fuera del cuadro y le hubiera convertido a las tres dimensiones.

San Jorge y el dragón - Estella

San Jorge monta un caballo blanco. El caballo blanco simboliza la defensa de la cristiandad. Es la montura ideal del caballero cristiano. Santiago matamoros también monta un caballo blanco. Esta simbología ha transcendido los siglos hasta el presente. Otro ejemplo dentro del arte en Navarra lo vemos en la vidriera de la Batalla de las Navas de Tolosa, en Roncesvalles, donde el rey Sancho el Fuerte también monta un caballo blanco.

San Jorge - Estella
El contraste del caballo (blanco: la luz, lo celestial), con el dragón (negro: la oscuridad, el mal) representa el eterno tema tan tratado a lo largo de la historia del arte y que era una fijación recurrente en la Edad Media: la lucha del bien contra el mal.

Igual de contrapuestos son los rostros de los protagonistas. San Jorge es un joven apuesto, mientras que la faz del dragón es un engendro que alcanza el nivel de la imaginación de Ridley Scott cuando creó el alien de su famosa película.

 San Jorge Dragón - Estella

La escultura necesita una restauración. Pero el hecho de no estar restaurada no deja de tener encanto. Parece que en la armadura se San Jorge hayan quedado los arañazos de las garras del bestial dragón. Seguro que, por su terrible aspecto, el demonio-dragón no se lo pondrá fácil al santo. Si nos fijamos bien, con su cola, el dragón enreda la pata trasera del caballo. ¿Ganará esta vez el santo al que el tiempo ha arrebatado su arma?

El uso de la capilla es un misterio. Cuando estuve allí me vino el recuerdo del panteón de la iglesia de San Pedro el Viejo de Huesca. El actual panteón del rey Alfonso del Batallador se encuentra también fuera de la iglesia principal pero cerca de los ábsides. Antes de ser panteón fue capilla de San Bartolomé, y era usada para los exorcismos. Aunque es cierto que San Bartolomé es el patrón de los exorcismos, no me extrañaría que la capilla de San Jorge se hubiera usado también para la curación de poseídos, ya que San Jorge está simbólicamente relacionado con la victoria sobre el mal y el demonio.

San Jorge es el “soldado de Cristo” por excelencia. En la Edad Media era el patrón de los caballeros y los cruzados. Otra posibilidad es el uso de la capilla de San Jorge para la nombramiento de caballeros u otros rituales relacionados con el estrato noble y guerrero de la sociedad medieval en Estella.

En Estella, en esta capilla casi desconocida, San Jorge lleva luchando con el tenebroso dragón desde hace 500 años. Y la lucha del bien contra el mal continúa…

© Julio Asunción. e-mail: julioasuncion@hotmail.com
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dos libros para conocer Navarra

La Guía arqueológica de Navarra nos acerca a la Prehistoria y a la época romana de Navarra. Cuevas donde habitaron los primeros navarros, monumentos megalíticos, villas y ciudades romanas desfilan por sus páginas facilitándonos un viaje al pasado de Navarra.
En 8 planes para conocer Navarra se plantean ocho propuestas donde visitaremos árboles monumentales, bosques excepcionales, seguiremos las huellas de dos de los más importantes reyes de Navarra y descubriremos algunos de los monumentos medievales más desconocidos de Navarra.