.
.

PUENTE DE SAN PEDRO Pamplona


El río Arga acaricia suavemente las murallas de Pamplona. El Arga es el río más navarro ya que sus 145 kilómetros de recorrido transcurren en su totalidad por tierras de la Comunidad Foral. El río rodea el casco viejo de Pamplona como si fuera el foso inundado de un gran castillo. Es uno de los pulmones verdes de Pamplona. La vegetación de sus riberas es un agradable y largo paseo muy frecuentado por los pamploneses. Pero también el río Arga es un exponente de riqueza monumental. Varios puentes medievales lo atraviesan uniendo la parte antigua de Pamplona con los barrios más modernos de la ciudad como la Chantrea o la Rochapea. Estos puentes están declarados Bien de Interés Cultural. Quizás el más conocido sea el puente de la Magdalena, por el que desde hace siglos llegan a Pamplona los peregrinos que siguen el Camino de Santiago. Pero el que se considera el puente más antiguo de Pamplona es el Puente de San Pedro.



Se cree que su origen fue romano, por lo que estaría unido a la historia de la ciudad desde sus comienzos, cuando Pamplona era la Pompelo romana fundada por el general romano Pompeyo.

El puente de San Pedro nos recuerda que no sólo el asentamiento del reino de Navarra llevó a la construcción de edificios religiosos. También los caminos se adecentaron y se construyeron puentes que sustituían a otros más precarios o a los antiguos vados de los ríos. El puente románico de San Pedro toma su nombre del cercano convento de San Pedro, hoy convertido en un moderno museo de educación ambiental.
El puente de San Pedro se modificó en la Edad Media tomando el aspecto que tiene actualmente. Tiene 60 metros de longitud y tres arcos de medio punto con 11 metros de luz en el vano más alto, el central.
El puente está cerca de las piscinas de Aranzadi y junto a una de las zonas verdes más singulares de Pamplona, la isleta de Aranzadi, una pequeña isla que se encuentra en medio del Arga y que es un oasis de paz donde podemos encontrar un chopo negro y un plátano de sombra que están declarados Monumentos Naturales. Desde la isleta de Aranzadi tenemos una de las mejores vistas del puente de San Pedro.
¿Cuántos caballeros, legionarios romanos, comerciantes, guerreros, soldados o lavanderas habrán pisado estas antiguas piedras para atravesar el río Arga? El puente calla. Seguramente está escuchando al río Arga, que desde hace 2.000 años le cuenta historias de la montaña donde nace.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dos libros para conocer Navarra

La Guía arqueológica de Navarra nos acerca a la Prehistoria y a la época romana de Navarra. Cuevas donde habitaron los primeros navarros, monumentos megalíticos, villas y ciudades romanas desfilan por sus páginas facilitándonos un viaje al pasado de Navarra.
En 8 planes para conocer Navarra se plantean ocho propuestas donde visitaremos árboles monumentales, bosques excepcionales, seguiremos las huellas de dos de los más importantes reyes de Navarra y descubriremos algunos de los monumentos medievales más desconocidos de Navarra.