.
.

MONUMENTO A PABLO SARASATE Pamplona

El Parque de la Media Luna es uno de los parques más antiguos de Pamplona. Un lugar bucólico y de marcado carácter romántico. Muy adecuado para encontrarnos con Pablo Sarasate (1.844-1.908).

La escultura del músico pamplonés está en un parterre en el centro de este bello parque, tan bello como las notas que creaba Sarasate en su violín Stradivarius. Su manera de tocar le hizo triunfar en toda Europa y América. Se le considera uno de los mejores violinistas que jamás hayan existido.
El artista Eduardo Carretero le representa de cuerpo entero. Vemos a Sarasate en el momento en que sale a un escenario idealizado que está representado por varias columnas y por la grada sobre la que se levanta la estatua. Su cabello y sus largos bigotes nos señalan al artista del Romanticismo. La escultura fue inaugurada en 1959 y costeada por suscripción popular con una generosa aportación del ayuntamiento de la ciudad.
En la parte de detrás del monumento dos musas nos recuerdan el don casi divino que alumbraba las manos de Sarasate cuando tocaba su violín para deleite de los que asistían a sus interpretaciones.
Sarasate amaba Pamplona. Acudía regularmente a las fiestas de San Fermín. Cuando llegaba a la ciudad salía al balcón de su habitación del hotel La Perla, donde se alojaba, y regalaba su arte tocando varias piezas a sus queridos paisanos.
Pablo Sarasate ha sido probablemente el pamplonés más universal. Su cuerpo descansa en el cementerio de la ciudad. Pero en el Parque de la Media Luna todavía se apresta a dar otro concierto.
- Mausoleo de Pablo Sarasate en el cementerio de Pamplona.

Quien quiera acercarse más a la figura de Sarasate puede acercarse al Palacio del Condestable, cerca del ayuntamiento. Allí un pequeño museo recuerda a tan singular navarro. Además podremos escuchar también alguna de sus composiciones.


© Julio Asunción


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Dos libros para conocer Navarra

La Guía arqueológica de Navarra nos acerca a la Prehistoria y a la época romana de Navarra. Cuevas donde habitaron los primeros navarros, monumentos megalíticos, villas y ciudades romanas desfilan por sus páginas facilitándonos un viaje al pasado de Navarra.
En 8 planes para conocer Navarra se plantean ocho propuestas donde visitaremos árboles monumentales, bosques excepcionales, seguiremos las huellas de dos de los más importantes reyes de Navarra y descubriremos algunos de los monumentos medievales más desconocidos de Navarra.