.
.

SANTA MARÍA LA REAL Pamplona

Santa María la Real - Pamplona

Para comprender la importancia de la imagen románica de Santa María la Real debemos acercarnos a la catedral de Pamplona, donde está la imagen, intentando retroceder en el tiempo. Con la imaginación vamos a trasladarnos a los siglos medievales. Navarra es uno de los reinos peninsulares. Hoy es el día de la coronación del nuevo rey. La catedral está a rebosar. Nobles, prelados, infanzones, lo más selecto del reino. Un murmullo creciente de las gentes del pueblo que llenan las calles adyacentes a la catedral de Pamplona avisa de la llegada del nuevo rey. Una vez delante de la iglesia, tras dejar su caballo al cuidado de un paje, el nuevo monarca recorre el pasillo central de la catedral hasta llegar junto al altar. Allí le espera la hermosa talla de Santa María la Real, también conocida como la Virgen de los Reyes. El nuevo rey va a celebrar una de las ceremonias más importantes de su reinado. Es la coronación de los reyes de Navarra. El obispo presenta un evangelio ante el nuevo rey. El monarca apoya la mano derecha sobre la lujosa encuadernación del evangelio y realiza el solemne juramento ante la atenta mirada de la Virgen, que preside la ceremonia, ampara y da conformidad con su presencia al nuevo reinado. Tras el juramento ante la Virgen el rey será alzado por los nobles sobre su escudo, al grito de “¡¡Real, Real, Real!!”.

Santa María la RealEl hecho de que ante la Virgen de la catedral de Pamplona juraban los fueros y el trono los reyes de Navarra le da un lugar muy especial dentro de la historia de Navarra. Su denominación, Santa María la Real, Virgen de los Reyes o Nuestra Señora de los Reyes viene precisamente del recuerdo de esta crucial ceremonia en la historia del reino de Navarra. Ante esta imagen, los reyes juraban los Fueros, ese compromiso de respeto del rey hacia los derechos de su pueblo que, desde la Edad Media ha llegado hasta el presente, haciendo de Navarra una comunidad diferenciada, la única Comunidad Foral dentro de España.

El nombre de Santa María la Real le es dado desde fecha reciente, desde la coronación canónica de 1.946. Su nombre más antiguo reflejado en documentos medievales es Santa María de Pamplona. A lo largo de la historia también se la ha llamado Santa María la Blanca, Virgen de la Seo, Nuestra Señora del Sagrario y, como arriba se ha referido, Virgen de los reyes.

La imagen de Santa María la Real es también una joya artística. Desde el punto de vista artístico, es la talla románica más importante de Navarra después de su gemela la Virgen de Irache.

Ambas vírgenes se disputan el galardón de ser la imagen mariana de bulto redondo más antigua de Navarra. Para Clara Fernández sería la más antigua y su fecha de realización anterior a 1185. Santa María de Pamplona fue realizada en la segunda mitad del XII y probablemente durante el obispado de D. Pedro de Artajona (1167-1194). Seguramente la Virgen del retablo de Aralar se inspiró en la de la Catedral de Pamplona y el retablo de Aralar es de 1175/85. Eso supone que la imagen de Santa María de Pamplona sería realizada entre 1167 y 1185. Para Clara Fernández la Virgen de Irache sería algo posterior a esta última fecha. En cambió Javier Martínez de Aguirre dató a la Virgen de Irache hacia 1145. Pongamos de acuerdo estas teorías diciendo que estas imágenes tan similares son las más antiguas de Navarra.

Niño de Santa María la Real - PamplonaSanta María la Real tiene alma de madera con un hermoso recubrimiento de plata. Tal es el parecido entre esta imagen y la de la Virgen de Irache que lo lógico es pensar que debieron ser realizadas por un mismo autor, seguramente venido del otro lado de los Pirineos. Santa María la Real no ha conservado al Niño original. El Niño actual es barroco, del siglo XVIII. Asimismo, el trono de la virgen pamplonesa es neorrenacentista, del siglo XIX.
       

La Virgen de los reyes o Santa María la RealSanta María la Real nos ofrece su tranquila expresión típicamente románica. Su pose es hierática, donde no hay relación apenas entre la Virgen y el Niño. La Virgen es un trono donde se sienta el Niño. Es lo que se conoce en arte como virgen Trono de la Sabiduría, donde el Niño más que la candidez infantil encarna la Sabiduría, el conocimiento absoluto.

Destaca el trabajo en plata, que es un completo muestrario de la indumentaria románica. Así, viste la Virgen con túnica, sobretúnica, manto cerrado y toca.

Otro aspecto que colaboraba en la Edad Media a dar aun más importancia a Santa María la Real es su función como imagen-relicario. El hecho de que una imagen contuviera reliquias aumentaba considerablemente el prestigio del santuario y la importancia de la talla.

Otra de las funciones de Santa María la Real era la de imagen procesional. En determinadas fiestas la Virgen recorría las calles de Pamplona. También lo hacía a veces de manera excepcional, como remedio ante los males derivados de pestes, plagas, enfermedades, guerras, sequías o malas cosechas.

En la penumbra de la catedral, Santa María la Real brilla en su manto de plata presidiendo el altar. Muy cerca, están enterrados varios reyes de Navarra. Empezaron su reinado junto a la Virgen y vinieron a descansar eternamente junto a ella. Por eso siempre será la Virgen de los reyes.

 

- Virgen de Irache

© Julio Asunción
julioasuncion@hotmail.com

MONUMENTO AL PUEBLO DEL DOS DE MAYO DE 1808–Madrid

El pueblo del Dos de Mayo de 1808Muy cerca del Templo de Debod, en un pequeño y poco visitado jardín, encontramos uno de los monumentos conmemorativos mejores y más emotivos de Madrid. Es el conjunto escultórico dedicado al pueblo del Dos de Mayo de 1.808.

Localicazión Monumento al Pueblo del Dos de Mayo de 1808 - Madrid

Aquel día, el pueblo de Madrid, cansado de la ocupación traidora de las tropas napoleónicas, se levantó heroicamente contra el invasor. La rebelión fue sofocada brutalmente. Como testimonio ha quedado el magnífico cuadro de los fusilamientos del Dos de Mayo de Francisco de Goya que podemos ver en el Museo de Prado.

Ese día las autoridades españolas recomendaban la obediencia a los franceses, igual que los altos mandos militares. Pero, en ese momento de arrodillamiento, de sumisión vergonzosa de la clase dirigente ante el francés, el pueblo, siempre soberano en sus decisiones, dio un glorioso paso al frente. Un acto de valentía que costó la muerte a muchos madrileños, pero que les valió la mayor recompensa que pueda tener un pueblo: la Gloria, el recuerdo de la hazaña, la eternidad.

 

El monumento al pueblo del Dos de Mayo de 1.808 es una excelente evocación al valor y al sacrificio del pueblo en defensa de su libertad. Es una lástima que esté en un lugar tan apartado, cuando el lugar que le corresponde sería la puerta del sol, junto al Palacio Real o en la plaza de Malasaña, los tres epicentros de la resistencia contra los napoleónicos ese 2 de mayo de 1.808.

El monumento al pueblo del Dos de Mayo es obra de Aniceto Marinas. En la Exposición Nacional de Bellas Artes de 1892 recibió la Medalla de Primera Clase. En el centenario del Dos de Mayo, en 1908 se inauguró el monumento con una gran fiesta. En ese entonces se recordaban con orgullo los hechos heroicos de nuestros antepasados. Hoy no. No vaya a ser que a François Hollande o a Nicolas Sarkozy se les atragante el croissant.

Monumento a los héroes populares del Dos de Mayo - Daoíz

En el monumento podemos ver a varios personajes que encarnan a varios héroes del Dos de Mayo. Así, vemos al teniente Luis Daoiz herido sobre un cañon inutilizado. Este militar, desobedeciendo las órdenes de sus sucesores, se atrincheró en el parque de artillería e hizo frente durante horas a las tropas francesas, resistencia que le costó la vida.

Igual paso con Juan Manuel Malasaña y su hija Manuela Malasaña, gente del pueblo que salió a la calle a dar su vida contra el invasor. Junta ellos se representa a un niño anónimo que sujeta la mano de Manuela Malasaña con un gesto de rabia.

Esos son los personajes, pero en realidad la clave de la interpretación del conjunto escultórico está en el título de la obra, al Pueblo de Madrid del Dos de Mayo de 1808, que figura en el pedestal de la escultura.

Paisano muerto - Monumento al pueblo del Dos de Mayo - MadridAsí, todos los personajes pasan a ser anónimos, gente del pueblo, simples representantes de todos los que dieron su vida aquel día. Daoiz pasa a ser también Velarde, o el teniente Ruíz, otros de los escasos militares que se alzaron en contra de las órdenes de sus sumisos superiores. El chispero Juan Manuel Malasaña, muerto a los pies de Daoiz, es también representación de los miles de paisanos que tomaron el trabuco y la navaja para hacer frente al gabacho. Su cara no es visible y reposa sobre la escopeta. Este detalle hace que se le pueda interpretar como cualquiera de los madrileños que se alzaron aquel día de plomo y sangre.

Manuela Malasaña es en el monumento una más de las muchas mujeres que también dieron su vida por la libertad. Muestra un pecho descubierto, al modo de esas heroínas clásicas, con la grandeza y la belleza de las diosas griegas y romanas.

Manuela Malasaña - Monumento al pueblo del Dos de Mayo - Madrid

Cogiendo el brazo de Manuela está un joven anónimo. El joven queda así convertido en huérfano y Manuela en una madre. Pero el joven no llora. Su rostro sólo expresa ira mientras mira con firmeza y rabia al invasor. Todos han caído, pero él vive. Y en su juventud, en su rabia, y en su futuro están la resistencia y el valor que darán la victoria y la libertad al pueblo frente al francés.

Joven - Monumento al pueblo del Dos de Mayo - Madrid

En lo más alto, coronando el monumento, La Gloria, que da el premio de la eternidad a los que han muerto por la libertad de la patria. Al mismo tiempo esta figura alegórica puede identificarse con la Victoria alada clásica, que recoge la bandera caída para mantenerla alzada, sin rendirla nunca. Es la victoria que unos años más tarde, en 1814, se hizo realidad con el fin de la Guerra de la Independencia y la expulsión de los invasores franceses de España. Victoria a la que seguro colaboró ese joven, que desde el monumento, con esa mirada rabiosa, nos da una lección de resistencia, de orgullo y de valor.

La Gloria y la Victoria - Monumento a los héroes populares del Dos de Mayo - Madrid

Ese joven representa el principio del fin del sueño imperial francés. Una lección que aprendió Napoleón amargamente.

© Julio Asunción.
e-mail: julioasuncion@hotmail.com

· Índice general
· Índice Madrid
· Mapa de monumentos

Localización monumento al Pueblo del Dos de Mayo de 1808

- Ir a monumento al Pueblo del Dos de Mayo de 1808.

 
Ver MONUMENTO AL PUEBLO DEL DOS DE MAYO DE 1808 en un mapa más grande

- monumento al Pueblo del Dos de Mayo de 1808

· Índice general
· Índice Madrid
· Mapa de monumentos

JULIÁN GAYARRE EN MADRID

Julián Gayarre (1.844-1.890) ha sido la mejor voz de Navarra. Fue uno de los mejores tenores del siglo XIX. De su patria chica, Roncal, en la montaña Navarra, salió un joven pastor que cambió su vida gracias a su privilegiada voz que le llevó a actuar en las mejores ópera de Europa.
Edificio donde murió Julián Gayarre - MadridGayarre murió en Madrid, a tan sólo unos metros del lugar donde obtuvo algunos de sus muchos éxitos, el Teatro Real. La muerte encontró al tenor en un edificio que da a la Plaza de Oriente. Una placa recuerda el lugar donde la muerte visitó al tenor.
DSCF8608

En el mismo edificio vivieron también el gran compositor de ópera Guiseppe Verdi (de cuyas obras también fue intérprete Gayarre), y el poeta Vicente Huidobro, fundador del creacionismo. Un edificio lleno de musas.

Gayarre fue víctima de una bronconeumonía gripal a los 46 años de edad, no de un cáncer de laringe como en otros lugares podreís leer. En Pamplona se le recuerda con un monumento conmemorativo en el Parque de la Taconera y con el nombre del teatro principal de la ciudad, el Teatro Gayarre.

En Madrid, queda por tanto un trocito de Navarra, el lugar donde vivió y murió el tenor. Muy cerca, entre las esculturas de los reyes que adornan la plaza, encontramos al primer rey de Navarra, Íñigo Arista. Va de reyes, ya que a Gayarre le llamaban los amantes de la ópera “Le Roi du chant”, El rey del canto.

Más información sobre Julián Gayarre: Monumento a Julián Gayarre  © Julio Asunción. e-mail: julioasuncion@hotmail.com

· Índice general
· Índice Madrid
· Mapa de monumentos

EL FRÓNTÓN DEL PALACIO DE NAVARRA

DSCF8554

El Palacio de Navarra, también conocido como Palacio de la Diputación es el centro de gobierno de la Comunidad Foral. Fue construido en el siglo XX. En la fachada que da a la calle Carlos III un monumental frontón corona el conjunto neoclásico del edificio. En el frontón vemos unos personajes de clara raigambre clásica muy acordes con el aspecto de la Fachada del Palacio de Navarrafachada, parecido al de un templo griego. Así, la fachada del Palacio de Navarra se configura como un Partenón pamplonés, donde en vez de las mágicas ruinas de Atenas pobladas hoy por miles de turistas, encontramos el edificio más simbólico de Navarra, sede del gobierno de la Comunidad Foral. Me parece curiosa esta comparación. Lo mismo que en el siglo V a.C. la acrópolis de Atenas era el centro de la ciudad y estaba presidida por el Partenón, hoy la plaza del castillo, cual acrópolis de Pamplona está presidida por el Palacio de Navarra. Y el arte clásico, esa hermosa huella que a permanecido durante siglos como parte clave de nuestra cultura occidental, ha quedado como nexo de unión, salvando miles de kilómetros de distancia.

Muchos pamploneses que pasan a diario junto al Palacio de Navarra no saben identificar a los personajes que aparecen en el frontón. Así vemos a una matrona, que representa a Navarra que está rodeada de las artes y de las actividades económicas. Arte y Economía, lo espiritual y lo material, dos aspectos clave en la vida y en el progreso de un pueblo. Navarra, protectora y mayestática, procura así el progreso de la música, la escultura, la arquitectura, la agricultura, la ganadería y la industria. En este vídeo se pueden identificar cada uno de los personajes alegóricos del frontón.

 

El frontón es obra de uno de los mejores escultores navarros: Fructuoso Orduña (Roncal 1893-Madrid 1.973). Hijo predilecto del Roncal, estudió en Roma y se perfeccionó con el insigne Mariano Benlliure . Las influencias clásicas son clave en su obra, habiendo ejecutado excelentes desnudos, como los que podemos ver en el frontón del Palacio de Navarra. El frontón del Palacio de Navarra fue esculpido en 1.932 y es una de las más bellas obras de Fructuoso Orduña. En Pamplona también podemos ver otra de sus mejores esculturas, la del tenor Julián Gayarre en el parque de la Taconera.

- Monumento a Julián Gayarre

Más información sobre el Palacio de Navarra en este enlace:
El Palacio de Navarra

© Julio Asunción
julioasuncion@hotmail.com

MONUMENTO A CALDERÓN DE LA BARCA

Monumento a Calderón de la Barca

Monumento a Calderón de la Barca - LocalizaciónA poca distancia de la Puerta del Sol está la plaza de Santa Ana. En un lado de la plaza el Teatro Español, en el lado opuesto, mirando hacia el teatro, encontramos la escultura de Calderón de la Barca. Pedro Calderón de la Barca (1600-1681) es uno de los literatos españoles más importantes. Sus dramas teatrales se han convertido en clásicos repetidamente representados. “El alcalde de Zalamea” o “La vida es sueño”, son piezas claves dentro de la literatura española. Escribió más de un centenar de obras de teatro, además de 80 autos sacramentales. Calderón es uno de los escritores más insignes del Siglo de Oro y uno de los escritores favoritos de la Corte.

Tan insigne escritor, nombrado Hijo predilecto en Madrid, tenía que tener una escultura que le homenajeara en la ciudad. La obra, fue realizada por el escultor Joan Figueras Vila y fue inaugurada en 1.880.

En la escultura aparece Calderón con ropajes eclesiásticos (era cura). En el basamento unos relieves de bronces representan escenas de algunas de sus obras más conocidas: “El alcalde de Zalamea”, “El escondido y la tapada”, “La danza de la muerte”, y su obra más famosa “La vida es sueño”. En el cuerpo superior unos angelotes representan a la Tragedia, la Comedia, la Poesía y la Guerra y junto a Calderón una figura con un clarín que simboliza a la Fama.

En este vídeo puedes ver el monumento a Calderón de la Barca con la identificación de sus personajes alegóricos:

 

Calderón de la Barca queda, pluma en mano, en la plaza de Santa Ana, mirando hacia el Teatro Español. Teatro que ha representado obras suyas. Teatro que, como otros muchos teatros de todo el mundo, Calderón de la Barca llenó de vida con sus dramas.

© Julio Asunción.
e-mail: julioasuncion@hotmail.com

· Índice general
· Índice Madrid
· Mapa de monumentos

Localización monumento a Calderón de la Barca

- Ir a monumento a Calderón de la Barca.

 
Ver MONUMENTO A CALDERÓN DE LA BARCA en un mapa más grande

- Monumento a Calderón de la Barca

· Índice general
· Índice Madrid
· Mapa de monumentos

RETABLO DEL CRISTO DE CAPARROSO–Catedral de Pamplona

Cristo de Caparroso - Catedral de Pamplona

Cristo de Caparroso  - LocalizaciónEl Cristo de Caparroso es uno de los mejores crucificados góticos de Navarra. Se encuentra en la catedral de Pamplona, a poca distancia de otro Cristo magnífico, el Cristo renacentista de Anchieta.

El Cristo de Caparroso debe su nombre a que fue encargado por el noble Pedro Marcilla de Caparroso para su capilla funeraria, que estaba en el deambulatorio de la catedral.

El Cristo de Caparroso se encuentra en la llamada capilla de Santa Catalina de la catedral. Su blancura resalta sobre el retablo que le sirve de fondo donde vemos 16 tablas de principios del siglo XVI. El retablo es una obra maestra de la pintura tardo-medieval en Navarra. En ellas se representa a los profetas que portan filacterias con los textos bíblicos. Los profetas enmarcan al Cristo, foco y centro del retablo. Las filacterias hacen referencia a a textos de los profetas que tienen relación con la muerte de Cristo y la la Redención de la humanidad. El blanco de las filacterias se corresponde con la blancura del Cristo. Esta coincidencia cromática establece también una correspondencia entre los textos y el Crucificado.

Cristo de Caparroso - Pamplona

Centrémonos ahora en el Crucificado. Es uno de los mejores cristos de Navarra. El padecimiento del sacrificio queda representado en la sangrante herida del costado pero sobretodo en las decenas de pequeñas heridas que se reparten por todo el cuerpo. Este reparto uniforme de las heridas no es muy real, pues lo que aquí se busca es un mensaje teológico. Las múltiples llagas simbolizan el padecimiento total, extremo, sufrido por Cristo por todos nosotros. Por eso las pequeñas llagas se distribuyen desde los brazos hasta los pies. No hay lugar en el cuerpo humano de Cristo que no haya sufrido la tortura y el dolor.

Cristo de  CaparrosoPor el contrario, ante las huellas de la tortura y la muerte, la cara del Cristo de Caparroso es de total tranquilidad. Sus cabellos y su barba dorada enmarcan una cara que descansa en la muerte, que no sufre. Su cuerpo no está tenso en la cruz. La blancura de la piel del Cristo de Caparroso contrasta con la oscuridad de la cruz. Da la impresión de que la cruz no existe, no está. A esta impresión colabora el hecho de que la cruz está integrada en el armazón del retablo. La cruz ha desaparecido y lo que queda es un Cristo que parece elevarse, flotar en el aire. Cristo ha vencido a la muerte. Se eleva dándonos la Luz (la blancura de su piel) tras haber completado su misión en la Tierra y haber ofrecido su vida por todos nosotros. Su mismo pelo, hecho oro, colabora a esa impresión de luz. En el Retablo del Cristo de CaparrosoCristo de Caparroso la muerte queda vencida. La muerte es aquí Vida con mayúsculas. La sangre vertida por las heridas de las manos y del costado han dado a Cristo la palidez de la muerte. Pero esta palidez queda transformada por la expresión serena y la disposición tranquila y recta del cuerpo, ajena a la gravedad. Podemos comparar la postura del Cristo de Caparroso con la del cercano Cristo de Anchieta, mucho más naturalista. La expresión del Cristo de Caparroso, su postura más hierática, nos lleva a un plano menos naturalista y más espiritual. La blancura de la piel castigada de Cristo se convierte aquí en Luz, en el aviso de la futura Resurrección. Victoria sobre la muerte, la Resurrección, aspecto clave de la teología cristiana. De hecho, la victoria sobre la muerte y la Luz como símbolo de la Resurrección son nombradas en los textos de algunos de los profetas que rodean a Cristo. El Crucificado se convierte así en la plasmación de lo profetizado.

En la penumbra de la catedral de Pamplona hemos de pararnos ante el magnífico retablo del Cristo de Caparroso. Su belleza es toda una lección de arte medieval. La madera magistralmente trabajada transmite mensajes que han perdurado a lo largo de los siglos. Un arte medieval todavía enseña lecciones espirituales al alcance de todo aquel que quiera y sepa leerlas.

© Julio Asunción
julioasuncion@hotmail.com

Localización del retablo del Cristo de Caparroso

Ir a: Retablo del Cristo de Caparroso.

 
Ver RETABLO DEL CRISTO DE CAPARROSO en un mapa más grande

 

- Retablo del Cristo de Caparroso.

Los bunkers del Pirineo–Búnker del Adi

Tras acabar la II Guerra Mundial, el general Franco temía un ataque de los aliados. El gobierno de Franco no era bien visto por las democracias que habían acabado con Hitler y Mussolini. Así, se ordenó la construcción de la llamada línea P, aparato defensivo que pobló el Pirineo, en la frontera con Francia, de cientos de bunkers que dificultaran o impidieran una invasión terrestre desde el país vecino.

En nuestros paseos por el Pirineo es habitual que nos sorprendan estos bunkers, que eran nidos fortificados donde los soldados, suponemos que tensos, esperaban a que en cualquier momento los poderosos y triunfantes ejércitos aliados asomaran entre los montes del Pirineo. LLama la atención el contraste de esta arquitectura militar con los hermosos bosques de la cordillera o con los apacibles pastos donde hoy pacen ovejas y caballos.

Los bunkers suelen estar situados en collados, lugares de paso o en privilegiados miradores que controlaban a distancia la posible aproximación de enemigos.

El ataque al final no se produjo. El comienzo de la guerra fría tras la II Guerra Mundial hizo que los aliados se pensaran si era conveniente acabar con Franco con una Rusia fortalecida y esperando implantar el comunismo en toda Europa. A Franco, eterno enemigo del comunismo, no se le vio entonces tan incómodo. Así, los bunkers quedaron como testigos de esa época revuelta donde se decidió el futuro de Europa. Desde estos bunkers no se llegó a disparar un tiro.

Como antes he referido, hay centenares repartidos por toda la cordillera. En Navarra son muy abundantes. En este vídeo podemos ver uno muy bien conservado que se encuentra en la ladera del monte Adi. Incluyo una interesantísima ruta arqueológica donde además de ayudarnos a llegar hasta este búnker nos permitirá disfrutar de bastantes monumentos megalíticos: Ruta arqueológica en el monte Adi

 

El búnker de Adi es un habitáculo bastante amplio. Puede incluso servir de refugio improvisado a un par de personas. Si os animáis a pasar la noche aquí no olvidéis respetarlo y dejarlo tan bien o más limpio de como lo habéis encontrado. Seguro que más de una noche algún soldado pasó aquí la noche mirando el gran paisaje que se disfruta desde aquí. Pero también es seguro que no estaría tan tranquilo como hoy estamos los senderistas que nos acercamos a subir el Adi por diversión. Mejor nos quedamos con estos tiempos.

© Julio Asunción
julioasuncion@hotmail.com

Dos libros para conocer Navarra

La Guía arqueológica de Navarra nos acerca a la Prehistoria y a la época romana de Navarra. Cuevas donde habitaron los primeros navarros, monumentos megalíticos, villas y ciudades romanas desfilan por sus páginas facilitándonos un viaje al pasado de Navarra.
En 8 planes para conocer Navarra se plantean ocho propuestas donde visitaremos árboles monumentales, bosques excepcionales, seguiremos las huellas de dos de los más importantes reyes de Navarra y descubriremos algunos de los monumentos medievales más desconocidos de Navarra.

Datos personales

Mi foto
Historiador y guía turístico. Autor de "Guía arqueológica de Navarra", "8 planes originales para conocer Navarra" y coautor de "Cuando las cosas hablan". Colaborador de las revistas "Conocer Navarra" y "Pyrenaica". Youtuber con más de 1.000 vídeos de contenido cultural. He publicado más de 300 rutas senderistas en la red con más de 2.700 kilómetros de recorridos.