.
.

SAN JUAN XAR. Santuario y reserva natural

Gruta-Santuario de San Juan Xar

Localicazión San Juan XarLa reserva natural de San Juan Xar fue declarada por el Gobierno de Navarra en 1987, ya que aquí encontramos el único bosque autóctono de Carpe (Carpinus betilus) de toda la península Ibérica. Los carpes no son árboles de gran porte. Se les llama también abedulillos, y de hecho pertenecen a la familia de los abedules. Reconoceremos los carpes por su tronco ramificado y liso y por sus hojas alternas y con el margen dentado. Una verdadera rareza para los botánicos. Este bosque, por ser único, tiene un valor incalculable. Una auténtica joya de la naturaleza navarra.

Pero además de esta rareza botánica, San Juan Xar tiene el encanto de ser también un santuario. Y como todo santuario, como todo lugar sagrado, también es un lugar misterioso. En su mismo centro encontramos una fuente milagrosa y una cueva que al mismo tiempo es ermita.

San Juan Xar - senderoPocas veces en mis caminatas he sentido tan perfecta armonía entre lo construido por el ser humano (la gruta-santuario) y la naturaleza. La música de fondo de este asombroso paraje es el correr de la fuente curativa y del río Bidasoa.

La reserva natural de San Juan Xar se encuentra cerca del pueblo de Igantzi, en la comarca de las Cinco Villas. Se puede llegar hasta ella en coche, ya que la carretera NA-4020 pasa junto a este espacio natural.

   

Fuente de San Juan Xar - Igantzi - Cinco VillasLa fuente milagrosa y el santuario de San Juan Xar se encuentran cerca de la carretera, pero la vegetación hace que parezca que nos encontremos en un lugar perdido. El paraje es un umbroso bosque atlántico que parece un hogar de lamias, las ninfas de las aguas de la mitología vasca. A pocos metros del río una fuente de varios caños regala agua fresca y de reconfortante sabor. Se dice que esta fuente tiene propiedades curativas. Aun hoy muchos son los que se acercan al lugar con la fe de ser aliviados de sus dolencias. Por eso vemos muchos pañuelos y paños colgados junto a la fuente.

Pasillo de entrada al santuario de San Juan Xar - Cinco VillasEl agua de la fuente, imparable, se mezcla a los pocos metros en el río cercano (río Latza en la cartografía). Este río tres kilómetros más adelante va a fundir sus aguas con las del Bidasoa.

El ritual de curación es el siguiente: hay que beber primero de todos los chorros de la fuente de San Juan (habitualmente tres, en años húmedos cuatro). Después hay que mojar un paño y frotarlo en las partes doloridas o que precisan curación. El paño hay que dejarlo colgado en las ramas en las cercanías de la fuente. Luego hay que subir al santuario, que se encuentra encima de la fuente, y ponerle una vela a San Juan. Todavía hoy muchas gentes acuden a San Juan Xar, no sólo de los pueblos cercanos, sino de muchos otros lugares. Y no vienen tan sólo a disfrutar de la naturaleza. Vienen atraídos por el santuario y la fama de su poder curativo.

Curiosa tradición, que, muy probablemente, esconde una antigua tradición pagana. Desde la lejana prehistoria son abundantes los santuarios paganos relacionados con el agua que posteriormente han sido cristianizados.

Ante el San Juan-Basajaun de la reserva natural de San Juan XarComo hemos dicho, tras finalizar el rito del agua (agua=vida), subimos al santuario, al que se entra por un estrecho paso protegido por una reja de metal que siempre está abierta. Allí vemos una gruta excavada en su mayor parte de manera artificial. A la izquierda, donde la cueva se hace más profunda, vemos la imagen de San Juan Bautista, con el atributo del cordero a sus pies. La imponente y rústica escultura parece el Basajaun, el señor del bosque de la mitología vasca. Volvemos a encontrarnos con esa mixtura espiritual de lo pagano con lo cristiano.

 

Si tenemos suerte y en el momento de visitar San Juan Xar no hay nadie más que nosotros (como me pasó a mí cuando visité la reserva natural) nos parecerá que estamos en un lugar especial, en un templo con una sacralidad inspiradora y extraña al mismo tiempo, un lugar que llama al respeto y que también nos hace sentir admiración por la naturaleza que lo rodea, naturaleza que aquí es un magnífico escenario.

Al dejar el lugar rodeado de castaños, fresnos, alisos, hayas y de los singulares carpes, sales con la sensación de que aquí tienes que volver. No es fácil alejarse del paraíso…

Ruta senderista para llegar a la Reserva Natural de San Juan Xar desde Igantzi.

© Julio Asunción
julioasuncion@hotmail.com

1 comentario:

  1. Precioso santuario! Tendré que ir a verlo! Gracias por el post y su explicación!

    ResponderEliminar

Dos libros para conocer Navarra

La Guía arqueológica de Navarra nos acerca a la Prehistoria y a la época romana de Navarra. Cuevas donde habitaron los primeros navarros, monumentos megalíticos, villas y ciudades romanas desfilan por sus páginas facilitándonos un viaje al pasado de Navarra.
En 8 planes para conocer Navarra se plantean ocho propuestas donde visitaremos árboles monumentales, bosques excepcionales, seguiremos las huellas de dos de los más importantes reyes de Navarra y descubriremos algunos de los monumentos medievales más desconocidos de Navarra.