.
.

AYUNTAMIENTO DE PAMPLONA–Visita turística

Ayuntamiento de Pamplona - Fachada

Ayuntamiento de Pamplona - LocalizaciónEl Ayuntamiento de Pamplona es uno de los edificios más conocidos de España. Esto se debe a que desde uno de sus balcones se tira el “chupinazo”, el cohete que cada 6 de julio da inicio a los sanfermines, una de las fiestas más conocidas del mundo. Este acto, transmitido por las televisiones, es lo que ha hecho tan conocido a este edificio.

Pero aunque asociemos el edificio del Ayuntamiento de Pamplona con el “chupinazo”, no sería justo dejar de apreciar su valor artístico.

El origen del Ayuntamiento de Pamplona está en el año 1.423. El rey Carlos III el noble (no confundir con Carlos III de España), cansado de las disputas que los burgos (barrios) de la ciudad tenían entre sí, decidió acabar con ellas. Pacificó la ciudad con el Privilegio de la Unión, que creaba el ayuntamiento de Pamplona uniendo a los tres burgos enfrentados: Navarrería, San Cernin y San Nicolás. El lugar elegido para edificar el edificio del ayuntamiento era una tierra de nadie que no pertenecía a ninguno de los burgos. Así evitó suspicacias. Fue una decisión salomónica.

El edificio actual es moderno, de mediados del siglo XX, pero afortunadamente se conservó lo más valioso del edificio anterior. La hermosa fachada del ayuntamiento se construyó a mediados del siglo XVIII. La fachada es de Juan Miguel de Goyeneta y José Zay y Lorda y las esculturas que la adornan son obra de José Jiménez. La fachada es una mezcla de barroco y neoclasicismo. Contrasta el recargamiento de los pisos inferiores con el clasicismo del frontón situado en la parte más alta de la fachada.

La Justicia - Ayuntamiento de PamplonaLa prudencia - Ayuntamiento de PamplonaUno de los atractivos de la fachada, es el simbolismo de las esculturas. Flanqueando la puerta encontramos las esculturas de la Prudencia (con una serpiente y un espejo) y la Justicia (con espada y balanza), dos de las virtudes por las que se debe regir cualquier organismo público. En la parte superior aparecen dos Hércules, simbolizando la fuerza, el poder y al mismo tiempo las virtudes cívicas. En lo más alto, junto a los escudos de Pamplona y de Navarra, está la Fama, tocando un clarín para celebrar la buena fama de la ciudad y dar a conocer su importancia al mundo. Los leones, símbolo central del escudo de la ciudad, se reparten por toda la fachada.

La fama y los leones portando los escudos de la Pamplona y de Navarra - Ayuntamiento de Pamplona

Una bella frase en latín recibe al visitante en la puerta de entrada. Su traducción es la siguiente: “ La puerta está abierta para todos, pero sobre todo el corazón”.

Si queremos visitar el ayuntamiento por dentro hay que solicitarlo con antelación. La visita es gratuita. Para más información sobre como poder visitar el edificio consultar en este enlace del ayuntamiento de Pamplona: http://www.pamplona.net/verPagina.asp?idPag=20-42026

Escudo de los Borbones - Ayuntamiento de PamplonaEl interior del edificio es moderno pero guarda algunas obras de arte de valor. En el zaguán llama la atención el gran escudo de España de tiempo de los primeros borbonés (s.XVIII) y la galería de retratos de reyes de España y de Navarra desde tiempos de Fernando el Católico.

En la planta noble es donde está el despacho del alcalde. En esta planta destaca la sala de recepciones, utilizada para actos protocolarios y que tiene la curiosidad de tener una pequeña capilla que se utiliza cuando la imagen del ángel de Aralar viene de visita al ayuntamiento. La capilla está presidida por una vidriera dedicada a San Fermín.

Capilla en la sala de recepciones del Ayuntamiento de Pamplona

En la sala de recepciones es curioso el retrato de Julián Gayarre representado vestido a la moda del siglo XVI como personaje de una de las óperas que interpretó. Junto a este retrato está el de otro músico navarro universal: Pablo Sarasate. Los retratos fueron realizados al gusto del romanticismo por Salustiano Asenjo en 1883.

Ayuntamiento de Pamplona - El mercado de Elizondo de ZigaEn esta misma sala está el cuadro “El mercado de Elizondo” de Javier Ciga, el de más valor del consistorio. Es un bello cuadro costumbrista de gran formato realizado en 1.914.

En el pasillo que lleva al salón de plenos destaca un cuadro de San Fermín, uno de los dos patrones de Navarra (el otro es San Francisco Javier. Curiosamente San Fermín está más presente en el ayuntamiento que San Saturnino, que es el patrón de Pamplona. En el pasillo también hay que destacar una Ayuntamiento de Pamplona - Busto de Pompeyoreproducción de un busto de Pompeyo. Es un homenaje al general romano que fundó y dio nombre a la ciudad.

El salón de plenos es la sala más importante del ayuntamiento. Aquí se aprueban las decisiones que van a afectar a los pamploneses. En el salón de plenos destaca un bello crucifijo de marfil y la vidriera que representa el momento de la firma del Protocolo de la Unión, momento en que los tres burgos se unificaron. La vidriera es fue realizada en 1992 y es obra de Rafael del Río. Un retrato de Carlos III el noble recuerda a este rey al que siempre estará agradecida Pamplona.

Salón de Plenos del Ayuntamiento de Pamplona

Ayuntamiento de Pamplona - Vidriera del Privilegio de la UniónPor todo el edificio (vidrieras, molduras, etc), encontramos referencias a los burgos que integraron el ayuntamiento de Pamplona. El Privilegio de la Unión llevó a la pacificación de la ciudad. Esperemos que el ejemplo que en ese año de 1.423 dieron los vecinos de Pamplona y su gobernante, Carlos III, sea seguido por los pamplonicas y que la paz guíe siempre los destinos de la ciudad.

 

© Julio Asunción
julioasuncion@hotmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dos libros para conocer Navarra

La Guía arqueológica de Navarra nos acerca a la Prehistoria y a la época romana de Navarra. Cuevas donde habitaron los primeros navarros, monumentos megalíticos, villas y ciudades romanas desfilan por sus páginas facilitándonos un viaje al pasado de Navarra.
En 8 planes para conocer Navarra se plantean ocho propuestas donde visitaremos árboles monumentales, bosques excepcionales, seguiremos las huellas de dos de los más importantes reyes de Navarra y descubriremos algunos de los monumentos medievales más desconocidos de Navarra.